Definición de capital de riesgo

Los capitalistas de peligro (VC) representan la manera más glamorosa y atrayente de financiación para muchos empresarios. Son conocidos por respaldar a las compañías de alto desarrollo en las primeras etapas, y muchas de las historias de éxito empresarial más conocidas deben su desarrollo a la financiación de los capitalistas de peligro.

Los VC pueden administrar grandes sumas, asesoramiento y prestigio por su pura presencia. Solo el hecho de que haya conseguido respaldo de capital de peligro quiere decir que su negocio tiene, cuando menos a los ojos de los inversores de capital de peligro, un potencial notable para un desarrollo veloz y rentable.

Capital de riesgo - VC 100

Los VC hacen préstamos y también inversiones de capital en empresas jóvenes, que frecuentemente son costosos, con tasas de hasta el veinte por ciento, y muchos inversores de capital de peligro procuran tasas altísimas, una tasa de desempeño anual del treinta al cincuenta por ciento. En contraste a los bancos y otros prestamistas, los inversores de capital de peligro habitualmente asimismo toman situaciones de capital. Esto quiere decir que no debe abonar dinero en efectivo bastante difícil de lograr en forma de intereses y cuotas de capital. En cambio, da parte de su participación o bien de la de otros dueños en la compañía a cambio del respaldo de las sociedades instrumentales.

El inconveniente es que de forma frecuente debes abandonar a gran parte de tu compañía para lograr el dinero. En verdad, los financistas de la CV con tanta frecuencia quitan el control mayoritario y después expulsan a los empresarios creadores que en ocasiones se les conoce como “capitalistas buitres”. Mas los VC vienen en todos y cada uno de los tamaños y variedades, y no todos son malos.

Los capitalistas de peligro acostumbran a invertir en empresas que adelantan que se van a vender al público o bien a empresas más grandes en el futuro próximo. Las compañías en las que considerarán la posibilidad de invertir acostumbran a tener las próximas características:

  • Crecimiento veloz y incesante de las ventas
  • Una nueva tecnología patentada o bien una situación dominante en un mercado emergente
  • Un equipo de administración sólido
  • La posibilidad de ser adquirida por una compañía más grande o bien de que se haga pública una oferta de acciones.

Además, los capitalistas de peligro con frecuencia definen sus inversiones conforme el ciclo vital de la empresa: financiación inicial, financiación inicial, financiación de segunda etapa, financiación puente y adquiere apalancada Ciertos capitalistas de peligro prefieren invertir en empresas solo a lo largo de la puesta en marcha, donde el peligro es mayor, mas asimismo lo es la rentabilidad potencial. Otras empresas de capital peligro solo se encargan de la segunda fase de financiación con fines de expansión o bien de la financiación puente en la que proveen capital para el desarrollo hasta el momento en que la compañía se transforma en sociedad anónima. Finalmente, hay empresas de capital peligro que se concentran únicamente en suministrar fondos para la adquisición de acciones por la parte de la dirección.

Existen múltiples géneros de capital de riesgo:

Las asociaciones privadas de capital de peligro son tal vez la mayor fuente de capital de peligro y normalmente procuran empresas que tengan la capacidad de producir un desempeño del treinta por ciento sobre la inversión todos los años. Les agrada participar activamente en la planificación y administración de los negocios que financian y tienen bases de capital muy grandes -hasta dólares americanos 500 millones- para invertir en todas y cada una de las etapas.

Los consorcios industriales de capital peligro acostumbran a centrarse en empresas de financiación con grandes posibilidades de éxito, como las compañías de alta tecnología o bien las compañías que emplean tecnología de vanguardia de forma exclusiva.

Las empresas de banca de inversión de forma tradicional dan capital de expansión vendiendo las acciones de una compañía a inversores de capital público y privado. Ciertos asimismo han formado sus divisiones de capital de peligro para otorgar capital de peligro para la expansión y la financiación adelantada.

La forma de contactar a los inversores de capital de peligro es mediante la presentación de otro dueño de negocio, banquero, letrado o bien otro profesional que lo conozca a y al inversor de capital de peligro suficientemente bien para acercarse a ellos con la propuesta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *