Pruebas y tribulaciones de un empresario

La combinación de deporte y negocios semeja tener mala reputación. La gente está muy presta a lamentarse de la cantidad de contactos que se generan en el campo de golf (a mi juicio, no lo bastante – el networking es la clave….). Mas creo que hay mucho que contar sobre la combinación de deporte y negocios. La manera en que alguien juega al golf o bien al futbol le afirma mucho sobre de qué manera se desempeñará en el trabajo.

Red Auerbach, adiestrador de un equipo de baloncesto de los Boston Celtics en las décadas de mil novecientos cincuenta y mil novecientos sesenta, conocía la diferencia entre los éxitos y los descalabros de la vida. “Muéstrame un buen perdedor”, acostumbraba a decir,”y te voy a mostrar un perdedor”.

Puede que esa actitud no sea bien recibida por ciertos teóricos de la administración más afables y gentiles de en nuestros días, mas sí por mí.

Este es el instante de recortar la basura para los prestamistas. No hay sitio para la vulnerabilidad y la debilidad en la cabeza de un puente actualmente. Conforme el mercado se marcha llenando de gente que se sube al tren de los puentes, las cosas se pondrán bastante difíciles para los prestamistas. Es hora de que los duros se pongan en marcha.

Algunos lo hallarán más simple que otros. Las habilidades que precisa para lograr el éxito en el campo de futbol o bien en el campo de golf son exactamente las mismas que las que precisa para hacer medrar su negocio en frente de la competencia. Precisas confianza en ti, resistencia, concentración, empuje, resolución y nervios de acero. Y precisas progresar bajo presión.

Tienes que ser mentalmente fuerte. Las personas que actúan son capaces de elevar su juego cuando la ocasión lo demanda, sin importar un mínimo lo que haya sucedido. Y si vas a lograr algo que merezca la pena, seguro que hay presión.

Por mucho que odie al Manchester United, Sir Alex Ferguson crea equipos de futbol a su imagen y similitud. Cuando el Manchester United juega bien, es un equipo duro, intrépido y jamás vencido. Recuerdo cuando el United estaba a cero en los últimos segundos de la final de la Copa de Europa en Barna en mil novecientos noventa y nueve. El equipo se negó a entrar en pavor o bien a tirar la toalla. Instantes después, cuando ciertos de sus seguidores se dieron por vencidos, se proclamaron vencedores de Europa con 2 victorias y una derrota. Pocos gozan tanto de la competencia como Ferguson. Sus jugadores lo saben todo sobre su hambre por la lucha, como lo confirman los instantes de”secador para el cabello” en los que se deja llevar. El líder del United tenía el estómago para una riña, y el equipo prosiguió su ejemplo.

Consigue un préstamo para tu negocio aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *